Lamborhini Terzo Millenio, el deportivo del futuro

Desde el año 2016 Lamborghini empezó una colaboración con los estudiantes y profesores del MIT (Massachusetts Institute of Technology) con objeto del desarrollo de nuevas tecnologías en automoción. Como resultado,  nació un prototipo de vehículo eléctrico símbolo de la tecnología del futuro:  el Lamborghini Terzo Millenio

Pero este superdeportivo eléctrico tiene poco que ver con lo conocido hasta la fecha. En el caso del Terzo Millenio, incorpora  supercondensadores que   alimentan cuatro motores eléctricos, lo que supone tracción integral. Los motores están ubicados en las mismas ruedas, es decir a los extremos del coche. De este modo tanto los diseñadores como los ingenieros de aerodinámica tiene más margen de maniobra.

Fibra de carbono que almacena electricidad

Por lo que a nuevos materiales se  refiere,  la carrocería del Lamborhini Terzo Milenio tendrá carrocería en fibra de carbono capaz de almacenar electricidad. Esos paneles de carrocería utilizarán nanotubos colocados entre dos láminas de fibra de carbono. En otras palabras,  la carrocería sería una batería más del coche y parte de la misma, así como de la estructura en fibra de carbono se podría regenerar tras sufrir un pequeño choque. Esto sería posible gracias a micro canales que generan calor para derretir parte de la fibra, cubriendo las posibles fisuras producidas en la colisión.

Materiales forjados

El chasis  está fabricado con materiales compuestos forjados. Se trata de una la fibra de carbono troceada y moldeada, que adquiere su forma en una prensa en lugar de cocerla en un horno.  Esta fibra ya se aprecia como elemento decorativo en muchos modelos, recordando estéticamente al mármol. 

Diseño interior fiel a la marcaA pesar del  aspecto claramente futurista del Lamborhini Terzo Millenio, conserva el diseño  interior característico de la marca. El objetivo de este deportivo es dar un salto al futuro tanto cualitativo como cuantitativo,  marcando nuevos hitos en el diseño.  es romper las barreras actuales y que miremos al futuro, queriendo sentar nuevas bases de diseño.  ¿Lo conseguirá?

En su segunda juventud ha descubierto la pasión de escribir. Cuando no se pierde entre fantasías futuristas y pesadillas infernales se dedica a divagar sobre cualquier tema que llame su atención. ¡Todo lo parece interesante! Y es que un escritor puede encontrar la inspiración en las fuentes más inesperadas...